NFT-Blog

Non-fungible token. Guías, opiniones y noticias.

El metaverso, qué es y cómo se relaciona con las NFT y las cadenas de bloques

PorFaciols

Mar 30, 2022 ,

Durante la primera semana de noviembre de 2021, miles de asistentes, ponentes y vendedores se reunieron en el centro de Manhattan para la tercera conferencia anual NFT.NYC. El ecléctico grupo de inversores, jugadores, artistas, programadores y entusiastas de las criptodivisas participaron en paneles de discusión, discursos y fiestas posteriores, todos ellos centrados en la floreciente y lucrativa nueva tendencia en el mundo del blockchain: el NFT, o token no fungible.

La tecnología NFT, todavía un fenómeno relativamente nuevo de la cadena de bloques, establece la propiedad de los activos digitales y se ha aplicado de forma famosa al arte digital. Pero la conferencia mencionada tuvo un nuevo giro: hubo un énfasis palpable en el futuro de las NFT, que muchos creen que radica en su uso como bloques de construcción en la próxima iteración de Internet, denominada Web 3.0 o «Web3». En última instancia, se espera que la convergencia de esta plataforma con las NFT dé lugar a un mundo virtual masivo y descentralizado llamado «metaverso».

Un NFT es una unidad de datos única y no intercambiable almacenada en la cadena de bloques que puede rastrear la transferencia, la propiedad y las propiedades de un activo digital único. El término no fungible distingue a las NFT de otras entidades de blockchain, como las criptodivisas, que son iguales en valor y mutuamente intercambiables o fungibles.

Por ejemplo, si dos personas tienen cada una un billete de 5 euros en el bolsillo, podrían intercambiar esos dos billetes entre sí, y ninguna sería más rica ni más pobre porque esos dos billetes son fungibles (uno vale lo mismo que el otro). Pero si las mismas dos partes tuvieran en sus manos la Mona Lisa y la escritura de su casa respectivamente, cada una poseería algo con una utilidad y un valor únicos, las NFT son así: únicas (una no vale la otra).

En el mundo de las criptomonedas, las unidades monetarias son igualmente fungibles e intercambiables, pero no todos los activos digitales lo son. Aquí es donde entran en juego las NFT. La digitalización de los medios de comunicación -incluidos el arte, la música, los vídeos, los libros e incluso las noticias o los blogs- ha confundido la naturaleza de la propiedad, los derechos de autor y la propiedad intelectual. Esto se debe en gran medida a la facilidad con la que se pueden copiar y reproducir los medios digitales. Sin embargo, las NFT proporcionan un medio para que los propietarios de diferentes tipos de contenidos digitales vendan y comercien con su propiedad utilizando las ventajas que proporciona el espacio criptográfico descentralizado.

Un niño de 12 años en el Reino Unido ganó casi 400.000 dólares el verano pasado encriptando unos NFT digitales (una ballena de dibujos animados de baja resolución). Un NFT que representa la propiedad de un solo píxel cuadrado salió a subasta por más de un millón de dólares. Si estos precios parecen un poco excesivos, considere los 69 millones de dólares pagados por una obra de NFT mucho más detallada, aunque todavía digital, realizada por un diseñador gráfico estadounidense.

No es raro oír hablar de gastos extravagantes en el mundo del arte, pero ¿millones de dólares por un archivo informático que puede copiarse fácilmente (aparentemente…)? ¿Qué está pasando? La aplicación de la tecnología NFT a los bienes artísticos digitales puede considerarse un ensayo general para la expansión de la NFT a otros tipos de bienes.

Por ejemplo, empresas como McDonald’s y Burger King están empezando a explotar la creciente popularidad de la NFT experimentando con «coleccionables» digitales. Pero el sector que podría ser el mayor trampolín para las NFT es el del juego.

Los juegos en línea son ya un gran negocio, que recientemente ha superado en popularidad a las películas, la música y los deportes. Muchos juegos incluso ya implementan blockchain, incluyendo NFTs, en su juego. Juegos como Axie Infinity permiten a los jugadores crear criaturas digitales NFT con características únicas que pueden ser intercambiadas por criptodivisas reales con otros jugadores. En el juego de compra y venta de propiedades Upland, los usuarios participan en un mercado inmobiliario virtual en el que los NFT representan parcelas situadas en lugares del mundo real.

Estos juegos sirven como campo de pruebas de cómo los NFTs podrían representar los recursos en un entorno virtual de mayor escala y más dinámico, como un metaverso.

Pero, ¿qué es un metaverso?

Un metaverso es una red de mundos virtuales en 3D centrados en la conexión social. En el futurismo y la ciencia ficción, se describe a menudo como una iteración hipotética de Internet como un mundo virtual único y universal ayudado por el uso de auriculares y visores de realidad virtual y aumentada.

En la novela de ciencia ficción Snow Crash, de 1992, el autor Neal Stephenson describió un mundo virtual al que llamó Metaverso, una construcción inmersiva conectada a Internet que servía de realidad alternativa compartida para sus usuarios. Con el crecimiento de Internet, la referencia al metaverso se fue abriendo paso en el léxico tecnológico para describir cualquier entorno virtual persistente a gran escala en el espacio online.

La idea de un metaverso se ha manifestado en el mundo de los juegos, especialmente con el reciente auge de los juegos online multijugador y la aparición de la tecnología de realidad virtual asequible. Pero estos primeros meta-versos tienen un alcance limitado y son autónomos. La visión del «metaverso del futuro» es mucho más ambiciosa.

La noción de metaverso llegó recientemente al ciclo de noticias cuando el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció su ambiciosa intención de transformar el gigante de las redes sociales en una experiencia metaversa masiva para sus usuarios, llegando incluso a cambiar el nombre de la empresa matriz de Facebook por el de Meta.

Zuckerberg y otros ven un mundo virtual que existe en paralelo al nuestro, donde la gente trabaja, compra, vende e interactúa. En Snow Crash, Stephenson describe la calle principal, llamada «Street», sobre la que los habitantes pueden construir sus propios barrios, calles, edificios y otros elementos. Esta descripción clarividente también podría describir muchos de los usos emergentes de las NFT y su valor potencial en un metaverso Web3.

Aunque las NFT tienen un futuro prometedor, no están exentas de desafíos. La mayoría de las NFT se construyen actualmente en la blockchain de Ethereum, aunque esta brecha se está reduciendo a medida que competidores como el mucho más rápido Solana ganan popularidad. Ethereum tiene problemas de escalabilidad, coste y velocidad. Aunque estas cuestiones se abordarán en la actualización completa de Ethereum 2.0, actualmente prevista para este año, esto está sujeto a cambios dados los retrasos anteriores.

Muchas de las tecnologías que formarán la base del metaverso -incluyendo la red subyacente Web3, las criptomonedas y las NFT- probablemente tendrán que crecer y evolucionar juntas por etapas, un poco como la columna vertebral de Internet en la década de 1990.

ACLARACIÓN: Las NFT son una clase de activos emergentes que aún están evolucionando. La información contenida en este artículo no debe interpretarse como asesoramiento financiero o de inversión. Investiga siempre por tu cuenta antes de tomar cualquier decisión de compra, venta o intercambio de NFT.


Disclaimer

NFTs are an emerging asset class that is still evolving. The information in this article, whether directed at NFTs or other asset classes, should not be construed as financial or investment advice. Always do your own research before making any decision to buy, sell or trade NFTs.

Faciols

NFT-Blog es un sitio de noticias, guías y opiniones dedicado a la difusión de la NFT. Nuestra misión es informar y difundir los beneficios que aportan estas nuevas y emocionantes experiencias y tecnologías.

Deja un comentario